Home COVID-19 Un medicamento Anti-inflamatorio reduce las muertes en pacientes hospitalizados con COVID-19

Un medicamento Anti-inflamatorio reduce las muertes en pacientes hospitalizados con COVID-19

183
0

El Tocilizumab, un antiinflamatorio comúnmente utilizado para la artritis reumatoide disminuyó las muertes de pacientes con Covid-19.

Los resultados, aún preliminares, se mostraron en el ensayo clínico de la Universidad de Oxford Recovery. El estudio también mostró que tocilizumab acorta el tiempo hasta que los pacientes reciben el alta hospitalaria con éxito y reduce la necesidad de un ventilador mecánico.

El ensayo RECOVERY ha estado probando una gama de tratamientos potenciales para COVID-19 desde marzo de 2020. Tocilizumab, es un fármaco intravenoso utilizado para tratar la artritis reumatoide, y se agregó al ensayo en abril de 2020 para pacientes con COVID-19 que requerían oxígeno y tenían evidencia. de inflamación. El reclutamiento para el grupo de tocilizumab se detuvo el 24 de enero de 2021 ya que, en opinión del Comité Directivo del ensayo, se habían inscrito suficientes pacientes para establecer si el fármaco tenía o no un beneficio significativo.

Un total de 2022 pacientes fueron asignados al azar para recibir tocilizumab por infusión intravenosa y se compararon con 2094 pacientes asignados al azar a la atención habitual sola. El 82% de los pacientes estaban tomando un esteroide sistémico como la dexametasona.

El tratamiento con tocilizumab redujo significativamente las muertes: 596 (29%) de los pacientes en el grupo de tocilizumab murieron dentro de los 28 días en comparación con 694 (33%) pacientes en el grupo de atención habitual, una diferencia absoluta del 4%. Esto significa que por cada 25 pacientes tratados con tocilizumab, se salvaría una vida más. 

El tocilizumab también aumentó la probabilidad de ser dado de alta con vida dentro de los 28 días del 47% al 54%. Estos beneficios se observaron en todos los subgrupos de pacientes, incluidos los que requieren oxígeno a través de una mascarilla facial simple hasta los que requieren ventiladores mecánicos en una unidad de cuidados intensivos.

Entre los pacientes que no recibían ventilación mecánica invasiva cuando ingresaron en el ensayo, tocilizumab redujo significativamente la probabilidad de progresar a ventilación mecánica invasiva o de muerte del 38% al 33%. Sin embargo, no hubo evidencia de que tocilizumab tuviera algún efecto sobre la posibilidad de un cese exitoso de la ventilación mecánica invasiva. En junio de 2020, el ensayo RECOVERY encontró que el esteroide dexametasona de bajo costo y ampliamente disponible reduce la muerte de los pacientes con COVID-19 grave. Esto se convirtió rápidamente en parte del estándar de atención que se brinda a todos estos pacientes. Se observó claramente que los beneficios del tocilizumab se sumaban a los de los esteroides.

Los datos sugieren que en pacientes con COVID-19 con hipoxia (que requieren oxígeno) e inflamación significativa, el tratamiento con la combinación de un corticosteroide sistémico (como dexametasona) más tocilizumab reduce la mortalidad en aproximadamente un tercio para los pacientes que requieren oxígeno simple y casi la mitad para aquellos que requieren ventilación mecánica invasiva.

La profesora Fiona Watt, presidenta ejecutiva del Consejo de Investigación Médica, que financió el estudio con el NIHR, dijo: ‘Es increíblemente alentador que los médicos ahora tengan un tratamiento adicional de COVID-19 que puede salvar vidas y reducir la duración de las estadías en el hospital. Hemos estado financiando el ensayo RECOVERY desde principios del año pasado y quedamos encantados cuando el equipo RECOVERY identificó el primer fármaco para reducir sustancialmente las muertes por COVID-19, la dexametasona. Es importante destacar que los beneficios del tocilizumab se suman a los que proporciona la dexametasona: los pacientes que reciben ambos fármacos obtienen mejores resultados que los que reciben dexametasona sola. Este estudio líder en el mundo muestra el poder de los ensayos clínicos bien diseñados para descubrir qué medicamentos pueden ayudar a los pacientes ”.

Los resultados preliminares estarán disponibles a través de MedRxiv en breve y se enviarán a una revista médica revisada por pares. Para este informe preliminar, la información sobre el resultado primario estaba disponible para el 92% de los pacientes.