Home COVID-19 Tratamiento con anticuerpos Monoclonales para pacientes de alto riesgo que tienen COVID-19

Tratamiento con anticuerpos Monoclonales para pacientes de alto riesgo que tienen COVID-19

265
0

Si su prueba de COVID-19 resultó positiva, una de las primeras preguntas que puede tener es: ¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo de que la enfermedad empeore? 

La buena noticia es que existen tratamientos que pueden reducir ese riesgo. Dependiendo de su historial clínico y de cuánto tiempo haya tenido síntomas de COVID-19, puede ser un buen candidato para recibir una forma prometedora de tratamiento para esta enfermedad que se llama tratamiento con Anticuerpos Monoclonales (también conocidos como mAb por sus siglas en inglés).

Hay cierta evidencia preliminar que sugiere que el tratamiento con anticuerpos monoclonales puede reducir la cantidad del virus SARS-CoV-2 (el virus que causa la enfermedad de COVID-19) en el organismo de una persona, lo que se conoce como carga viral. Tener una carga viral más baja significa que es posible que no tenga que hospitalizarse.

El tratamiento con anticuerpos monoclonales puede ayudar a las personas:

  • Que tienen síntomas entre leves y moderados de COVID-19 y
  • Cuyas pruebas de COVID-19 han sido positivas en algún momento durante los últimos 10 días y tienen un alto riesgo de presentar síntomas más graves.

¿QUÉ SON LOS ANTICUERPOS MONOCLONALES?


El cuerpo humano produce anticuerpos de forma natural para combatir las infecciones. Un virus nuevo como el SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad de COVID-19, puede “burlar” a los anticuerpos naturales y hacer que se enferme.

Los anticuerpos monoclonales se producen en un laboratorio para combatir una infección en particular, en este caso, la infección por el SARS-CoV-2, y se administran a los pacientes directamente a través de una infusión. Es de esta manera que el tratamiento con anticuerpos monoclonales puede ayudar a los pacientes que tienen un alto riesgo de que la enfermedad avance a un estado grave, para que sus síntomas no empeoren o para que no tengan que ser hospitalizados.

El tratamiento con anticuerpos monoclonales para COVID-19 es diferente a la vacuna contra esta enfermedad. Una vacuna activa la respuesta inmunitaria natural del cuerpo y evita así ciertos tipos de infección.

Algunas vacunas para COVID-19 requieren dos dosis con cierto tiempo entre cada una para que el cuerpo pueda desarrollar su propia respuesta inmunitaria a la enfermedad. Pero si ya tiene el virus, el tratamiento con anticuerpos monoclonales le dará los anticuerpos que necesita para protegerse.

Funte: espanol.coronaviruspreventionnetwork.org

¿QUÉ PUEDE ESPERAR SI RECIBE EL TRATAMIENTO CON ANTICUERPOS MONOCLONALES?

El tratamiento con anticuerpos monoclonales se realiza en un centro de infusión, ya que se administra a través de una infusión intravenosa (IV), y tarda entre 3 y 4 horas. Primero, el personal médico le hace una evaluación y luego inician una infusión intravenosa a través de la cual le administran directamente los anticuerpos monoclonales en poco más de 1 hora.

A continuación, el personal médico le pedirá que se quede en el centro de infusión durante otra hora para asegurarse de que no tenga una reacción alérgica o algún otro efecto secundario. Estas reacciones son poco frecuentes, pero es necesario estar bajo observación durante esta hora y después permitirán que regrese a su casa.

Es importante que sepa que, incluso si comienza a sentirse mejor, usted podría aún continuar transmitiendo el virus durante cierto tiempo. Por lo tanto, deberá aislarse (mantenerse a solas) hasta que sucedan todas estas cosas:

  1. Hayan pasado al menos 10 días desde los primeros síntomas de COVID-19.
  2. No haya tenido fiebre durante al menos 24 horas, sin tomar ningún medicamento que reduzca la fiebre.
  3. Sus otros síntomas de COVID-19 están mejorando.

IMPORTANTE: Acate las instrucciones de su proveedor de atención médica, incluso si van más allá de las tres condiciones anteriores.

Su estado personal de salud puede requerir que se cumplan otras condiciones. Por otra parte, si comienza a sentirse peor, no dude en buscar atención médica.