Home COVID-19 Nuevas exigencias para aplicación de la vacuna contra el COVID-19

Nuevas exigencias para aplicación de la vacuna contra el COVID-19

82
0

El gobierno de Biden endurece las exigencias para que la población se aplique la vacuna contra el COVID-19 

Los nuevos requisitos podrían aplicarse a hasta 100 millones de estadounidenses, cerca de dos tercios de la fuerza laboral estadounidense, y representan el impulso más fuerte de Biden para requerir vacunas en gran parte del país

“Tenemos las herramientas para combatir el virus si nos unimos para usar esas herramientas”, dijo Biden al comienzo de lo que se anunció como un discurso importante para abordar la última fase de la pandemia Covid-19.

Dijo que los Estados Unidos vacunados estaban cada vez más “frustrados” con los 80 millones de personas que no han recibido vacunas y están alimentando la propagación del virus. Y reconoció que los nuevos pasos no proporcionarán una solución rápida.

Biden también firmó una orden ejecutiva que requiere que todos los empleados del gobierno se vacunen contra Covid-19, sin la opción de someterse a pruebas regularmente para optar por no participar. 

El presidente firmó una orden adjunta que ordena que se aplique el mismo estándar a los empleados de los contratistas que hacen negocios con el gobierno federal. Además dijo que se deben vacunar 300.000 educadores en los programas federales de Head Start y pidió a los gobernadores que exijan vacunas para los maestros y el personal escolar.

Para el sector salud, Biden anunció que requeriría que los 17 millones de trabajadores de la salud en las instalaciones que reciben fondos de Medicare y Medicaid estén completamente vacunados, expandiendo el mandato a hospitales, instalaciones de atención domiciliaria y centros de diálisis en todo el país.

Las nuevas reglas llegan cuando la variante Delta atraviesa comunidades de todo el país, provocando un aumento en las hospitalizaciones y muertes, particularmente en áreas donde las tasas de vacunación siguen siendo bajas.

Las nuevas decisiones del presidente Biden representan los pasos más dramáticos hasta la fecha para vacunar a más estadounidenses. Los funcionarios de la administración reconocieron que el requisito de los grandes empleadores podría impugnarse en los tribunales.