Home Locales Las nuevas tendencias para alimentarnos en este 2021

Las nuevas tendencias para alimentarnos en este 2021

168
0

El auge de la comida a domicilio, las nuevas demandas de los consumidores, y los cambios en las formas de cocinar es de lo que más se habla para alcanzar bienestar y salud este año en medio de la pandemia del coronavirus.

Dueños del cambio: Cómo adoptar las nuevas tendencias alimentarias

La era covid es la nueva normalidad. Este año la pandemia ha influido en las tendencias alimentarias y lo seguirá haciendo en los próximos años. En estos tiempos de crisis, se ha producido un cambio considerable en nuestro estilo de vida, así como en nuestros hábitos de consumo. También estamos evolucionando hacia la autosuficiencia y la independencia, más orientados a la familia.

Los seres humanos, según los expertos, tardamos 66 días en formar un nuevo hábito. En este sentido, al menos parte del cambio de comportamiento que hemos establecido durante la pandemia continuará una vez libres del covid. Durante esta crisis, hemos tenido la oportunidad de repensar nuestros valores y prioridades respecto a la alimentación. Esto nos permite tomar decisiones que pueden tener un impacto positivo en nuestra salud, en la sociedad y en el planeta. En otras palabras: ser dueños del cambio que queremos.

Cuando se trata de comer, todos tenemos hábitos muy arraigados. Algunos son buenos (“siempre tomo mi desayuno”) y otros no tan buenos (“siempre dejo el plato limpio”). Pese a que muchos hábitos de alimentación los adquirimos desde la niñez, no significa que sea demasiado tarde para cambiarlos.

Los cambios repentinos y radicales en los hábitos de alimentación, como no comer más que sopa de repollo, pueden llevar a una pérdida de peso a corto plazo. Pero estos cambios exagerados no son saludables ni buenos y no ayudarán en el largo plazo. Para mejorar los hábitos de alimentación de manera permanente, se necesita un enfoque en el que Reflexione, Sustituya y Refuerce.

  • REFLEXIONE sobre todos sus hábitos de alimentación, tanto buenos como malos, así como en las cosas que desencadenan que coma en forma poco saludable.
  • SUSTITUYA sus hábitos alimentarios poco saludables por otros más saludables.
  • REFUERCE sus nuevos hábitos de alimentación.

Pequeños caprichos

A medida que los consumidores se van adaptando a la nueva situación, buscan pequeñas formas de mejorar su día a día. Filete de carne, café con con crema batida, papas fritas, etc. Incluso durante las recesiones económicas, los consumidores se dan caprichos con pequeños artículos de lujo.

Los economistas lo llaman el «efecto lápiz labial», a medida que las cuerdas de la bolsa se aprietan, buscamos maneras de cuidarnos a nosotros mismos sin pasarnos en el gasto. La gastronomía es la ocasión perfecta para darnos a esos pequeños placeres de innumerables maneras.

Vuelta al confort

Con la cancelación de fiestas y celebraciones, los consumidores cambian los trajes y las lentejuelas por un vestuario más cómodo. Tenemos la necesidad de estar en espacios acogedores. Cuando se trata de cocinar y comer, la obsesión continúa. Queremos disfrutar de desayunos tranquilos, sopas relajantes, etc. Los carbohidratos han regresado al top 10 de tendencias alimentarias tanto para los cocineros aficionados como para los chefs profesionales, que también abrazan las lasañas, sándwiches gourmet y pizzas.

Reaprovechar: Regla de ahorro de las tendencias alimentarias

Los consumidores y las empresas se están volviendo ahorradores por razones ambientales y por necesidades económicas. La cultura de usar y tirar tiene cada vez más detractores frente a la de reducir y reutilizar. Los consumidores están cocinando más y redescubriendo sus propias despensas, dando una nueva vida a las sobras de anoche para el desayuno y cultivando sus propios productos.

Apuesta por los congelados

El sector de los alimentos congelados está experimentando una revolución culinaria. Consumidores de todas las edades se han visto conquistados por el sabor, la calidad y el precio de estos precios. Los productos congelados y su entrada en el mercado han experimentado numerosas innovaciones, aceleradas en parte por las restricciones de la pandemia.

En la nueva normalidad, para los consumidores esta ha sido una forma de ampliar sus despensas y crear o comprar comidas que pueden estar listas bajo demanda. Con las restricciones añadidas de presupuesto y reducción de alimentos disponibles, los productos congelados han asumido un nuevo papel en nuestra vida diaria.

Si las motivaciones de la salud, el planeta y el bienestar animal no eran suficientes para hacer que la gente optara por comer más verduras, las plantas también ofrecen garantías sanitarias en la nueva normalidad.

A medida que las dietas basadas en plantas se convierten en la corriente principal, las actitudes de los consumidores hacia los productos veganos están cambiando. Las personas buscan más platos que fomenten las verduras. La demanda de alternativas a la carne basadas en vegetales está aumentando, y los consumidores también esperan que la lista de ingredientes sea corta y fácilmente identificable.

Por último, pero no menos importante, se empieza a percibir un mayor interés en los productos de temporada, con una variedad de nuevos y emocionantes métodos de cocción como confitado, carbonización y fermentación tomando el centro del escenario.