Home Locales El Fiscal General Tong advierte contra productos de Cannabbis no regulados e...

El Fiscal General Tong advierte contra productos de Cannabbis no regulados e ilegales vendidos en empaques similares

994
0

El Fiscal General William Tong advierte al público sobre los peligros de los comestibles de Cannabis y los derivados del Cáñamo en empaques diseñados para parecerse a los bocadillos y dulces conocidos.

HARTFORD, CT – Estos productos no están regulados, son ilegales y pueden ser extremadamente peligrosos. A continuación se muestran ejemplos de algunos de estos productos, que fueron confiscados por las fuerzas del orden público:

Estos productos pueden contener altas concentraciones de Tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto psicoactivo que se encuentra en el cannabis, y si los niños los comen, pueden provocar una sobredosis accidental.

Según el Departamento de Seguridad Nacional, los incidentes de sobredosis más comunes entre los niños involucran la ingestión de alimentos comestibles de Cannabis, las cuales van en aumento.

En los primeros nueve meses de 2020, el 80% de las llamadas relacionadas con comestibles de marihuana al Centro de Control de Envenenamientos fueron por exposición pediátrica. Solo en la primera mitad de 2021, la Asociación Estadounidense de Centros de Control de Envenenamientos informa que las llamadas a la línea directa de control de intoxicaciones han recibido un estimado de 2,622 llamadas para servicios relacionados con niños pequeños que ingieren productos de Cannabis.

El Centro de Control de Envenenamientos de Connecticut recibió 88 llamadas en 2020 con respecto a la exposición de niños a la marihuana comestible y 58 llamadas en los primeros siete meses de 2021.

“Estos productos de Cannabis similares no están regulados, son inseguros e ilegales. Las sobredosis accidentales de cannabis en niños están aumentando en todo el país, y estos productos solo empeorarán la situación. Si bien Connecticut legalizó recientemente el Cannabis para adultos, muchos de estos productos quedan fuera del rango de lo que alguna vez será seguro o autorizado para la venta. Si ve estos productos similares a la venta, por favor repórtelos a mi oficina y tome todas las medidas para mantenerlos alejados de los niños ”, dijo el Fiscal General Tong.

“Este es un tema importante para la seguridad del consumidor mientras nos preparamos para el lanzamiento de la industria del cannabis para adultos en Connecticut”, dijo la comisionada del DCP, Michelle H. Seagull.

“Estos productos no solo se venden ilegalmente, sino que el empaque engañoso que no indica claramente al consumidor lo que está ingiriendo es extremadamente peligroso, especialmente cuando puede haber niños en el hogar. Es por eso que hemos ordenado en nuestras políticas y procedimientos para regular el mercado de uso de adultos que todos los empaques deben ser en blanco y negro, sencillos y a prueba de niños, por lo que no se puede confundir con un producto que no es de cannabis. Una vez que se lance el mercado y comiencen las ventas legales, este empaque distintivo ayudará a los consumidores a reconocer estos productos regulados “, agregó Seagull.

Según la ley de Connecticut, los productos de Cannabis no pueden venderse con una marca que sea idéntica o similar al nombre de un producto existente que no sea de Cannabis.

Además, cuando los establecimientos minoristas tienen licencia para vender Cannabis, los productos comestibles estarán sujetos a estrictos controles de seguridad. Por ejemplo, un solo tamaño de porción para adultos de un producto de Cannabis comestible según nuestro estatuto contiene cinco miligramos de THC, y un paquete de varias porciones de un producto de Cannabis comestible no debe contener más de cien miligramos de THC total. La bolsa de Cheetos similares que se muestra a continuación contiene 600 miligramos de THC.

Si un niño se comiera toda la bolsa, consumiría 120 veces la ración máxima legal para un adulto. Las personas y las empresas responsables de poner estos comestibles al alcance de los niños deben reconsiderar cuidadosamente si optan por seguir beneficiándose de las ventas ilegales de comestibles de cannabis que se parecen a ellos. Los vendedores pueden estar sujetos a acciones legales y sanciones civiles sustanciales en virtud de la Ley de Prácticas Comerciales Desleales de Connecticut.

Como cualquier otra droga, los adultos deben tomar precauciones para asegurarse de que los niños no tengan acceso a ningún producto que contenga Cannabis. Los productos de Cannabis solo deben comprarse en empresas con licencia estatal, donde el consumidor puede verificar la fuente y el origen del ingrediente activo y confirmar que el producto ha pasado los protocolos de prueba requeridos por el estado.

Los productos que publicitan Cannabis no deben comprarse en línea a través de plataformas de envío directo. Sujeto a excepciones limitadas, solo los adultos mayores de 21 años pueden comprar y consumir productos de Cannabis que contengan THC. Se anima a los padres a que hablen con sus hijos, incluidos los adultos jóvenes, y proporcionen orientación adecuada a su edad sobre los peligros que plantean los productos similares.

Los síntomas de una sobredosis de THC incluyen dificultad respiratoria, pérdida de coordinación, letargo y pérdida del conocimiento. Si sospecha que su hijo ha ingerido un alimento que contiene altas cantidades de THC y se enferma, llame a la línea directa de control de intoxicaciones de Connecticut al 1-800-222-1222. Se recomienda a los consumidores que encuentren productos comestibles de cannabis similares a presentar una queja de consumidor ante la Oficina del Fiscal General de Connecticut aquí: dir.ct.gov/ag/complaint/