¿Disturbios en tu vecindario ocasionado por carreras ilegales? El FBI dispuso una herramienta para denunciar estos casos

Autoridades dicen que si se informa antes sobre casos que se desencadenan luego en disturbios pueden hasta salvar vidas inocentes

CONNECTICUT, EE.UU. – Cuando el clima cálido llega a nuestra región también llegan los amantes de generar caos en vecindarios alrededor de nuestro estado.

Según los últimos reportes de las autoridades simples transeúntes fueron atacados, algunos recibieron disparos y algunas patrullas de la policía sufrieron daños.

El FBI tiene una herramienta de informes en línea que recopila información sobre próximos eventos de toma de posesión en las calles. Saber sobre una toma de control puede ayudar a los oficiales a adelantarse y advertir a los conductores que eviten el área.

Pero si está atrapado en una situación de estas el consejo es claro: ¡manténgase alejado!

La Policía Estatal de Connecticut volvió a publicar consejos este fin de semana sobre qué hacer si es testigo de una toma de posesión de calles y carretera y cómo el FBI puede ayudar a detenerla.

Si ve una toma de control, dé la vuelta y vaya por otro lado, llame al 911 y no se acerque a los vehículos involucrados.

En un comunicado de la Policía Estatal de Connecticut dejó claro en lo que se pueden convertir: Estos grupos son extremadamente peligrosos. Los perpetradores que violen las leyes y causen estas situaciones peligrosas o aquellos que sean participantes activos serán responsables con todo el peso de la ley. Si es testigo de algún delito o tiene pruebas de que se está cometiendo o se estaba cometiendo un delito, comuníquese con la agencia policial local para entregar las pruebas a los detectives. Los padres deben ser conscientes de que la mayoría de los espectadores son adolescentes de secundaria y se deben tener conversaciones para discutir los peligros y consecuencias inherentes de estas actividades.

Autoridades también hicieron un llamado especial para los padres de familia: “Los padres deben ser conscientes de que la mayoría de los espectadores son adolescentes de secundaria y se deben tener conversaciones para discutir los peligros y consecuencias inherentes de estas actividades”, se lee en el mensaje.

Related Articles