Home Estados Unidos Cómo preparar el pavo de forma segura para las fiestas de fin...

Cómo preparar el pavo de forma segura para las fiestas de fin de año

145
0

¿Va a preparar un pavo para comer durante las fiestas de fin de año? El pavo y sus jugos pueden estar contaminados con microbios que pueden enfermarlos a usted y a su familia. Por ejemplo, el pavo puede contener SalmonellaClostridium perfringensCampylobacter y otros microbios.

CONNECTICUT, EE.UU.- Cada año, 1 de cada 6 personas en los Estados Unidos se enferma por comer alimentos contaminados. Los CDC hacen un seguimiento de las enfermedades de transmisión alimentaria y colabora con los departamentos de salud locales y otras agencias federales para investigar los brotes de este tipo de enfermedades. El trabajo de los CDC provee información para mejorar la seguridad de los alimentos.

Al cocinar el ave entera o parte de ella, como la pechuga, debe tener un cuidado especial. Siga los pasos que se presentan a continuación para guardar, descongelar, manipular y cocinar el pavo de forma segura.

1. Guarde el pavo de forma adecuada

  • El pavo crudo congelado debe guardarse en el congelador hasta que usted esté listo para descongelarlo. Asegúrese de que su congelador tenga una temperatura de 0 ˚F o menos. No guarde el pavo en un lugar donde no pueda vigilar de cerca la temperatura, como en el maletero de un auto, el sótano, el porche trasero o la nieve.
  • El pavo fresco crudo puede guardarse en el refrigerador entre 1 y 2 días antes de cocinarlo.

2. Descongele el pavo de forma segura

Use uno de los siguientes métodos para descongelar el pavo:

  • Descongele el pavo en el refrigerador.
    • Mantenga el pavo en su envoltura original y póngalo en un recipiente antes de guardarlo en el refrigerador. El recipiente evitará que el jugo del pavo se derrame sobre otros alimentos.
    • Descongele durante 24 horas por cada 4 o 5 libras de pavo.
    • Un pavo que se descongela en el refrigerador puede permanecer allí 1 o 2 días antes de cocinarlo.
  • Descongele el pavo en agua fría.
    • Asegúrese de que el pavo esté en una envoltura plástica hermética antes de ponerlo en el fregadero. La envoltura evitará que el jugo del pavo se derrame en la cocina. También evitará que el pavo absorba agua, lo que puede hacer que quede con mucho líquido después de cocinarlo.
    • Asegúrese de que el pavo quede totalmente cubierto con el agua fría del grifo.
    • Cambie el agua cada 30 minutos.
    • Descongele durante alrededor de 30 minutos por cada libra de pavo.
    • Un pavo que se descongela en agua fría debe cocinarse de inmediato.
  • Descongele el pavo en el microondas.
    • Siga las instrucciones del fabricante del microondas para descongelar pavos.
    • Un pavo que se descongela en el microondas debe cocinarse de inmediato.

Nunca descongele el pavo dejándolo sobre el mesón. El pavo debe descongelarse a una temperatura segura. Cuando se lo deja afuera a temperatura ambiente por más de 2 horas, su temperatura ya no es segura aunque la parte del centro todavía esté congelada. Los microbios pueden multiplicarse rápidamente en la “zona de peligro”, entre los 40 y los 140 °F.

Infórmese más sobre cómo descongelar pavos.external icon

3. Manipule el pavo de forma correcta para prevenir la propagación de microbios

El pavo crudo y su jugo pueden contaminar cualquier cosa con la que tengan contacto. Asegúrese de manipular el pavo de forma correcta para prevenir la propagación de microbios dañinos a sus alimentos, familiares y amigos.

  • Lávese las manos con agua y jabón por 20 segundos antes y después de manipular el pavo.
  • Utilice una tabla de cortar diferente para el pavo crudo.
  • Nunca ponga alimentos cocidos ni verduras o frutas frescas sobre un plato, tabla de cortar u otra superficie que antes haya tenido pavo crudo.
  • Lave las tablas de cortar, los utensilios, los platos y los mesones con agua jabonosa caliente después de preparar pavo crudo y antes de preparar el siguiente producto.

Infórmese más sobre los cuatro pasos para la seguridad de los alimentos: limpiar, separar, cocinar y enfriar.

No lave ni enjuague el pavo crudo. Desde el 2005, las recomendaciones federales sobre la seguridad de los alimentos aconsejan no lavar el pavo ni el pollo, pero algunos hábitos son difíciles de dejar. Una encuesta del 2020* halló que el 78 % de los participantes reportaron lavar o enjuagar el pavo antes de cocinarlo. Las viejas recetas y tradiciones de preparación de platos en la familia podrían tentarlo de seguir con esta práctica, pero hacerlo puede enfermarlos a usted y a su familia. Los jugos de las aves se pueden esparcir en la cocina y contaminar otros alimentos, los utensilios y los mesones.

∗ Fuente: Encuesta de estilos del consumidor de Porter Novelli 2020external icon a 3.625 adultos de EE. UU.

4. Cocine bien el relleno del pavo

Lo más seguro es cocinar el rellenoexternal icon en un recipiente para hornear en lugar de dentro del pavo. Cocinar el relleno en un recipiente para hornear hace que sea fácil asegurarse de que esté completamente cocido. Si cocina el relleno en el pavo, póngalo adentro justo antes de ponerlo a cocinar.

Independientemente del método de cocción, use un termómetro para alimentos para asegurarse de que la parte del centro del relleno alcance los 165 °F. Los microbios pueden sobrevivir en el relleno que no haya alcanzado los 165 °F. Si cocinó el relleno dentro del pavo, espere 20 minutos después de haber sacado el pavo del horno antes de retirar el relleno. Esto permite que el relleno se cocine un poco más.

5. Cocine el pavo por completo

Para hornear el pavo, ponga la temperatura como mínimo a 325 °F. Coloque el pavo completamente descongelado en una bandeja para hornear que tenga una profundidad de entre 2 y 2 pulgadas y media. Los tiempos de cocciónexternal icon dependen del peso del pavo y de si tiene relleno o no.

Use un termómetro de alimentos para asegurarse de que el pavo haya alcanzado una temperatura segura de al menos 165 °F. Compruébelo insertando el termómetro en el centro del relleno y en las partes más gruesas de la pechuga, el muslo y el ala. Aunque el pavo tenga un temporizador, aún debe usar un termómetro de alimentos para verificar que esté cocido de manera segura. Deje que el pavo repose durante 20 minutos antes de sacar todo el relleno de la cavidad y cortar la carne. Esto permitirá que el relleno se cocine un poco más y el pavo sea más fácil de cortarexternal icon.

Si está cocinando el pavo con otro método, como hacerlo ahumado o frito, u hornearlo cuando no está completamente descongelado, siga estas directricesexternal icon para cocinarlo de forma segura.

Infórmese más acerca de las temperaturas mínimas de cocción seguraexternal icon y cómo usar un termómetro de alimentosexternal icon.

6. Tenga cuidado con las sobras

Refrigere las sobrasexternal icon a una temperatura de 40 °F o más fría dentro de las 2 horas de su preparación, a fin de evitar las intoxicaciones alimentarias. Corte o divida los cortes grandes de carne, como un pavo horneado, en pequeñas cantidades para refrigerarlas y que se enfríen más rápido. Caliente todas las sobras hasta que alcancen por lo menos 165 °F antes de servirlas.

El pavo cocinado y los platos hechos con pavo, como los guisados, pueden guardarse en el refrigerador de 3 a 4 días o pueden congelarse si se guardan por más tiempo.

Siempre refrigere las sobras dentro de las 2 horas, o una hora si el alimento está expuesto a temperaturas que superan los 90 °F (como en el interior de un auto caliente o en un pícnic).

Las bacterias Clostridium perfringens se multiplican en los alimentos cocidos que se dejan a temperatura ambiente. Es la segunda causa bacteriana más común de las intoxicaciones alimentarias. Los principales síntomas son vómitos y cólicos abdominales de 6 a 24 horas después de haber comido.

  • Los brotes de Clostridium perfringens ocurren con mayor frecuencia en noviembre y diciembre.
  • Muchos de estos brotes han sido vinculados a alimentos que comúnmente se sirven para las fiestas, como el pavo y la carne al horno.