Home COVID-19 ¿Cómo funcionan las vacunas?

¿Cómo funcionan las vacunas?

348
0

En la actualidad, existen tres tipos de vacunas frente al COVID-19: vacunas de ARN mensajero (ARNm), vacunas de subunidades (vacunas proteínicas) y vacunas con vectores víricos.

Los tres tipos de vacunas anteriores transportan o contienen las instrucciones para que el organismo produzca unas proteínas que se sitúan en la superficie del virus que causa el COVID-19. Estas proteínas son inocuas; es decir, no contienen el virus completo y no pueden producir la enfermedad, pero sí hacen que se desencadene la respuesta inmune.

Tras la administración de la vacuna, el sistema inmune reconocería que estas proteínas son agentes extraños y, si la persona llegara a infectarse por el virus, lo neutralizaría y evitaría su multiplicación.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN LOS TRES TIPOS DE VACUNAS?

Las vacunas de ARN mensajero están constituidas por una molécula (ARNm) que contiene las instrucciones para que el organismo produzca proteínas; el ARNm del virus que causa la COVID-19 hace que las células produzcan directamente una proteína específica de dicho virus, la cual es inofensiva. Las vacunas desarrolladas por los laboratorios Pfizer y Moderna se basan en este mecanismo.

Las vacunas de subunidades, como la del laboratorio Novavax, contienen fragmentos de proteínas del virus que causa el COVID-19, las cuales son inofensivas.

La vacuna de Johnson & Johnson requiere de una sola dosis, mientras que las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna se administran en dos tomas con varias semanas de diferencia.

La vacuna de Johnson & Johnson no tiene que almacenarse a temperaturas extremadamente bajas como la de Pfizer-BioNTech. Puede conservarse de forma segura en un refrigerador normal durante tres meses, mucho más que la vacuna de Moderna, que se echa a perder al cabo de un mes si no se mantiene congelada.

¿QUÉ HAN DE ESPERAR LAS PERSONAS CUANDO SEAN VACUNADOS?

Las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca se administran en dos dosis mediante inyección en el brazo, con un intervalo de entre tres y cuatro semanas.

La protección contra el virus, o inmunidad, se adquiere aproximadamente al cabo de dos semanas tras la administración de la segunda dosis.

La vacuna de Johnson & Johnson usa un método diferente para preparar al cuerpo para combatir la COVID-19: un vector viral llamado Ad26. Los vectores virales son virus comunes que han sido alterados genéticamente para que no causen la enfermedad, pero que pueden hacer que el sistema inmune aumente sus defensas. Las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna utilizan ARN mensajero para lograrlo.

La vacuna de Johnson & Johnson se considera altamente efectiva para prevenir la enfermedad grave y la muerte, al igual que las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna. También es muy efectiva en la prevención de la versión más leve de la enfermedad, aunque un poco menos que esas dos.

La vacuna de Johnson & Johnson parece ser menos propensa que las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna a desencadenar los tipos de efectos secundarios que requieren vigilancia después de la inyección, lo que puede hacer que sea más adecuada para su uso en los centros de vacunación sobre ruedas, en los que el proceso de vacunación se realiza sin que el paciente salga de su auto.

Dicho lo anterior, resulta importante que las personas sigan adoptando las medidas de prevención contra la enfermedad, ya que el contagio y la transmisión del virus es posible incluso tras vacunarse.  

ALGUNOS MITOS SOBRE LA VACUNA CONTRA LA COVID-19

La verdad: La vacuna no causa la enfermedad del coronavirus.

La verdad: La vacuna no modifica ni altera la información genética de las personas.

La verdad: Aunque se vacunen, es fundamental que las personas sigan colocándose la mascarilla, se laven las manos con frecuencia y guarden la distancia física recomendada, ya que estas medidas aún son necesarias para que la población se mantenga sana. 

Fuente: hopkinsmedicine.org