Home COVID-19 Aguas residuales en Connecticut ayudan con pruebas para verificar la erradicación del...

Aguas residuales en Connecticut ayudan con pruebas para verificar la erradicación del COVID-19

87
0

Se ha detectado señales de retroceso desde la última ola de  COVID-19, impulsada por las subvariantes contagiosas BA.2 y BA.2.12.1, en los niveles de las aguas residuales en el estado.

NEW HAVEN-. Según investigadores de la Universidad de Yale que recolectaron muestras de una instalación de tratamiento de agua en New Haven encontraron resultados sustancialmente menores del virus en muestras recientes que las registradas hace un mes. 

Desde el 6 de junio, se detectaron alrededor de 30 casos por cada 100,000 personas en el área de New Haven, frente a los 60 casos por cada 100,000 personas a mediados de mayo.

Estos datos reflejan las tendencias en los esfuerzos de varias pruebas estatales. La tasa de positividad de siete días de Connecticut cayó al 7,5% el lunes, por debajo del máximo del 14% hace un mes.

Segun la Dra. Manisha Juthani, comisionada de salud pública del estado. “Anticipamos que continuarán tendencias similares, pero permanecemos atentos a la aparición de nuevas variantes con diferentes patrones de transmisión”.

Con la ayuda de las pruebas rápidas en el hogar y menos personas que se realizan pruebas de PCR para poder alimentar los datos estatales sobre positividad, la detección de aguas residuales se ha vuelto cada vez más importante para rastrear las tendencias de COVID y predecir brotes.

Hasta fines del año pasado, el estado estaba pagando a investigadores de Yale para rastrear la propagación de COVID-19 a través de varias plantas grandes de tratamiento de aguas residuales que atendieron a más de 1 millón de personas en el estado. Esas muestras rastrearon de cerca el flujo y reflujo del virus dentro de muchas de las comunidades más pobladas del estado, incluidas Bridgeport, Stamford, Norwich, Hartford, Waterbury, Danbury y New London.

Actualmente, los funcionarios de Yale analizan muestras únicamente de la Instalación de reducción de la contaminación del agua de East Shore, que sirve a New Haven, Hamden, East Haven y partes de Woodbridge. Un donante privado, ha financiado el trabajo del laboratorio de Yale desde que terminó el apoyo estatal y por ahora, no tienen planes inmediatos para reanudar la financiación del proyecto de aguas residuales. 

Investigadores están haciendo un llamado a las ciudades a participar en un nuevo esfuerzo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, (CDC) que permite a los funcionarios contribuir con datos de las plantas de tratamiento de aguas residuales y estos datos se comparten y son analizados en un sitio web de los CDC .

Hasta el momento, 11 comunidades se han inscrito en el programa : tres en el condado de New London, una en el condado de Windham, dos en el condado de New Haven y cinco en el condado de Fairfield. Pero no se muestran datos para dos de los sitios, y otros no han informado constantemente los niveles de COVID.